Motivos para celebrar - El Portal San Luis Potosí








Motivos para celebrar
(6:41 hrs)  18 / Septiembre / 17
José Luis Solís Barragán



celebración

El viernes pasado se cumplieron 207 años de inicio del movimiento insurgente que otorgó independencia a nuestro México; es decir se inició la gestación del Estado mexicano.

Año con año el mes de septiembre se convierte en una fecha de celebración, todos recuerdan ser mexicanos, y se pone en manifiesto el orgullo de pertenecer a esta gran nación; sin embargo, este año parece que existen pocos motivos para celebrar.

La opinión general señala que no hay razón para festejar, dicen que el país literalmente se nos encuentra cayendo a pedazos y nuestros gobernantes no hacen nada para detener esta fractura, no solo de tejido social, sino de nuestras instituciones.

Por un lado, la corrupción ya parece no encontrar límites, la mayoría de nuestras instituciones se encuentran en un abismo sin fin que pone en duda la efectividad de su actuar. La corrupción no solo está dañando las finanzas públicas, sino que además daña la economía familiar, el desarrollo nacional e incluso ya cobró vidas.

La percepción generalizada no solo va relacionada con los niveles alarmantes de cinismo para mostrar el poco pudor de la corrupción y los corruptos; sino que la opinión percibe una incapacidad para combatirla, pero sobre todo una falta total de compromiso con el Estado de Derecho, pero sobre todo con la sociedad.

Además de la corrupción, los niveles de inseguridad siguen siendo alarmantes, la delincuencia organizada asume controles territoriales y somete a poblaciones enteras, incluso con la venia de los Gobiernos que se vuelven cómplices ya sea por dolo o por incapacidad.

No podemos dejar de ver en los diarios, los estragos de la delincuencia: muertes, torturas, secuestros, violaciones e incluso aumento en el flujo de drogas permitiendo mayor accesibilidad a estos productos; sin embargo, los Gobiernos parecen ser los únicos ciegos de estos hechos.

Por otro lado, los niveles de pobreza nos muestran que los programas asistencialistas que han sido mantenidos por las administraciones públicas solo tienen fines electorales, ya que los avances en la materia son tan escasos que, para este año según datos de CONEVAL, en México el 43.6% vive en condiciones de pobreza.

A esto debemos sumarle que la OCDE nos acaba de señalar como el país más desigual, dentro de sus países miembros; este estudio concluye en nuestra política fiscal no consigue redistribuir la riqueza que se genera en el país; por ello las condiciones de desigualdad son tan marcadas.

Además de lo anterior el 7 se septiembre el país fue sacudido por un sismo que causó importantes daños en el sur del país, en aquellos Estados donde las condiciones de pobreza son mucho más alarmantes que en la media nacional.

El movimiento telúrico generó 3 días de luto nacional, por aquellos hombres y mujeres caídos por el acontecimiento; 3 días de luto por aquellas infancias arruinadas por el sismo; 3 días de luto por aquellos sueños rotos; 3 días de luto por México.

A todo lo anterior todavía debemos sumar el sentimiento generalizado de subordinación del Estado mexicano a los designios de Donald Trump, las instituciones subordinadas al interés estadunidense, más que al interés general de los mexicanos.

Entonces ¿Para que una independencia de España, si hay un sentimiento de servilismo ante Estados Unidos? ¿Para que tantos años de lucha, para terminar subordinados a todo tipo de interés, menos al de la sociedad?

Todo esto hace que exista un sentimiento de ausencia de razones para celebrar; y en verdad nadie puede culpar a otro, por sentir eso, pero este no es momento para lamentarnos, este es un momento para actuar.

Pero aquellos que opinan que no existen razones para celebrar, deben saber que se encuentran equivocados, que México es tan grande que, pese a todo, nos está dando grandes razones para no dejarnos vencer por la abrumadora realidad del país.

Ejemplos podemos dar muchos, pero por citar algunos señalaremos:

· Pese a la pobreza y desigualdad del país, la solidaridad con nuestros connacionales del sur se encuentra presente en toda aquella ayuda que empieza a llegar a las zonas de desastre;

· Una nueva generación de mexicanos y mexicanas está naciendo y ellos son la verdadera esperanza de México;

· Pese al daño que nuestros Gobernantes han generado en nuestras instituciones, esas siguen de pie, dando la pelea por su vida, sin importar que sus dirigentes hacen todo por sumirlas en el abismo de la corrupción; y

· Sin importar las condiciones de peligrosidad con las que se ejerce el periodismo, somos testigos de hombres y mujeres capaces de dar la vida por llevar la verdad a la prensa

Por ello debo decir que claro que es momento de celebrar, pero también es momento que empecemos a tomar el país en nuestras manos, como ya paso en otras ocasiones como en:

El sismo de 1985 devastó al país, pero gracias a la catástrofe comenzó el surgimiento y fortalecimiento de la sociedad civil, como medio para detener la pasividad gubernamental que reinó durante los días posteriores al terremoto; y sobra decir que desde que la sociedad se organizó, el PRI no volvió a ganar elecciones en la Ciudad de México.

La desigualdad y pobreza que se vivía en 1910 facilitó el surgimiento del movimiento armado que pusiera fin a la dictadura porfiriana; y que permitió conseguir la primer Constitución en el mundo, que contemplara los Derechos sociales de los ciudadanos.

El sismo de este año que nos regaló un video inolvidable para los mexicanos, en las que un hombre levanta el lábaro patrio para colocarlo sobre las ruinas del Palacio Municipal de Juchitán, Oaxaca, como símbolo de que México nuevamente se pondría de pie.

Estos son pequeños ejemplos de que las crisis son oportunidades únicas para salir adelante, son coyunturas ideales que permiten generar cambios trascendentales, cuando el sistema político-económico-social muestra un agotamiento, la sociedad puede tomar el destino en sus manos. No es hora de mesianismos, es hora de actuar todos juntos.

El 2018 sin duda puede ser el año de inflexión que nos permita dar un rumbo nuevo a nuestro país, el próximo año puede ser la hora de la sociedad, puede ser la hora de los cambios que llevamos años pidiendo, pero sobre todo puede ser la hora de nuestro México.

En nuestras manos está el futuro que queremos dejarle a las próximas generaciones que son sin duda la única y verdadera esperanza de México.

P.D.- Por este medio hago votos a su generosidad, para realizar una recolecta de unos cuantos pesos, para regalarle una Constitución al Gobernador Juan Manuel Carreras, a su Secretario Técnico de Gabinete y su Jefe de comunicación Social; solo necesitan leer el artículo 134 para saber que poner la foto de titular del Ejecutivo en los promocionales del informe de Gobierno, se vuelve promoción personalizada… ¿Realmente creen que la sociedad con ver la foto del Gobernador, percibirá resultados diferentes a la mediocridad que caracteriza a esta administración? 

P.D.- Lamentable la actual Legislatura del Congreso Local, no solo no llenan con las corruptelas no aclaradas en el interior del Congreso; sino que ahora muestra un grado alarmante de insensibilidad y de no entender las demandas ciudadanas; por el bien de San Luis, que se vayan todos.

 

 




Imprimir | Ir al inicio

Multimedia








  +


p Las más leidas y recientes
p Grillópolis
p Redada
p Tribuna
p Bienestar
p Life

p Finanzas
p Oráculo
p Columnas
p Horoscopos

p Publicidad
p Versiones Impresas
p Portalazos
p El portal en imagenes


  La opinión de los colaboradores no representa necesariamente la política editorial del periódico El Postal.

El Portal ® es una marca registrada. Prohibida su reproducción total o parcial sin previa autorización.




El Portal en tu e-mail
 


Contacto
Avenida La Victoria número 250-18, Col. La Loma, CP. 78216, San Luis Potos!, S.L.P.
Telefono 8 25 35 35
  Publicidad - Enviar email