Abrazos ¿cálidos o asfixiantes? - El Portal San Luis Potosí








Abrazos ¿cálidos o asfixiantes?
(14:09 hrs)  11 / Octubre / 17
Fernando Espinosa R.



 

Dentro de las manifestaciones de afecto, los abrazos son los más comunes. En ellos se demuestra amistad, amor, cariño, gratitud y otras emociones. Sin embargo, hay personas que no son buenos abrazando, y es que si dentro del grupo familiar no solían practicarlos, ¿de qué manera sabrán otorgarlos? El abrazar es una conducta aprendida y debemos fomentarla en el hogar.  Sé tú el cariñoso y comienza a dar abrazos a los que quieres. Seguro que también los recibirás y descubrirás que dar y recibir son un mismo flujo.

Los abrazos tienen duración variable, se dice que abrazar es medicina para el alma y para el cuerpo; significa entrega, compartir sentimientos de amor, solidaridad, jugueteo y complicidad. Un abrazo es una forma de comunicarse, porque se pueden decir sin palabras aquellas frases que cuesta trabajo expresar.

Los estudios señalan la importancia del poder del amor y su injerencia en el desarrollo evolutivo, donde el contacto físico cumple una parte importante en la nutrición emocional. Las caricias y los abrazos ayudan del mismo modo en las relaciones neuronales. La explicación científica estriba en que un abrazo sincero produce una hormona denominada oxitocina, conocida como la hormona del amor, fomentando sentimientos de alegría que reducen la ansiedad y el estrés.

Existe una gran clasificación y me ha parecido simpático mencionar algunos tipos de abrazos según los especialistas en el tema; pueden ser  desde cuando las personas se abrazan, pero sin juntar sus cuerpos, le llaman Abrazo con forma de A,  el de compañerismo,  con contacto visual, el que se hace cuando se está bailando, de padres a hijos,  en reuniones de fiesta (navidad, año nuevo), de compadres, de  reencuentro, los apasionados, con sensualidad, hasta el  abrazo de corazón, donde se hace coincidir ambos corazones. Sin embargo, en cada contexto sabemos qué tipo de abrazo damos y cuál recibimos. Esto dependerá, también, de la persona con la que nos abracemos, aunque los beneficios, tanto emocionales como físicos, fisiológicos y psicológicos serán los mismos. 

Aunque hay abrazos que  nos pueden hacer sentir incomodos, como el abrazo  de sujeción, que se usa para retener a una persona a fin de que no se vaya. Cuando una persona te abraza y no sientes cariño, uno dado por compromiso, donde  hay mucho espacio entre sus cinturas, como si fuese parte de un protocolo. El violento cuando la persona no sabe abrazar y deja caer todo su cuerpo sobre uno.  Cuando la otra persona se pasa del contacto físico, no quiere soltarse y se siente que evidentemente intenta propasarse, incluso te llega a decir algo que no te agrada. También cuando sabes que tiene un interés romántico en ti, pero no te sientes de la misma manera y se desea evitar  abrazarlo demasiado ya que podría elevar sus esperanzas. 

Se ha demostrado que el número de rupturas entre parejas es mayor en aquellas en que uno de los dos miembros no expresa afecto, ya sea en forma de abrazos, caricias o besos, puesto que el otro integrante mostrará una descompensación de afecto. Por tanto, puede sufrir consecuencias debidas a su ausencia.

Si a algún amigo o pariente sientes que le incomoda abrazarte, no lo obligues. Una mejor forma de demostrar tu afecto es respetar lo que desea en lugar de forzarlo a un abrazo.

Sin embargo, siempre hay algunas mentes perversas que han prohibido que la gente se abrace o se salude de beso. Y es que dar y recibirlos nos hace sentir tan bien, pero igualmente por su cercanía entre los cuerpos han hecho suponer que estos llevan  alguna connotación sexual. Por ejemplo, en algunas escuelas de Estados Unidos Norteamericanos y en Australia “están prohibidos los abrazos  o cualquier otra manifestación afectiva que se prodiguen los impúberes con edades comprendidas entre los 11 y los 13 años”. De esta manera, los directores de los centros  escolares manifiestan que ese es un comportamiento inapropiado y que es necesario adoptar medidas de ésta índole, para no dar un mal ejemplo a los niños más pequeños y  lo justifican como parte de la educación. Con estas medidas pareciera ser que estamos retrocediendo ya que muchos adultos desean  que las generaciones más jóvenes disfruten de su sexualidad de una manera más holgada y más libre a la que ellos tuvieron.

 




Imprimir | Ir al inicio

Multimedia








  +


p Las más leidas y recientes
p Grillópolis
p Redada
p Tribuna
p Bienestar
p Life

p Finanzas
p Oráculo
p Columnas
p Horoscopos

p Publicidad
p Versiones Impresas
p Portalazos
p El portal en imagenes


  La opinión de los colaboradores no representa necesariamente la política editorial del periódico El Postal.

El Portal ® es una marca registrada. Prohibida su reproducción total o parcial sin previa autorización.




El Portal en tu e-mail
 


Contacto
Avenida La Victoria número 250-18, Col. La Loma, CP. 78216, San Luis Potos!, S.L.P.
Telefono 8 25 35 35
  Publicidad - Enviar email