Si yo no te escribo, Tú ni me escribes. - El Portal San Luis Potosí








Si yo no te escribo, Tú ni me escribes.
(12:20 hrs)  24 / Noviembre / 17
Daniel Rangel



 

 

 

Seguramente habrás escuchado esa popular analogía de que las amistades son como las plantas, de manera que deben regarse. Cuánta verdad nos transmite esta analogía. Por otro lado, hay un hecho: los humanos tomamos decisiones que pueden deteriorar una relación – de cualquier tipo, no necesariamente de pareja.

Sí, todos la hemos cajeteado, le hemos quedado mal a diferentes personas en múltiples ocasiones. Pero este no es un artículo para justificar nuestras sandeces, bastante tenemos con el «es de humanos equivocarse».

Como humanos, tenemos gente muy cercana en nuestra vida, gente que es nuestra prioridad, a la que nos importa bastante no fallarle, por la que somos capaces de cancelar compromisos que ya estaban agendados. Y también hay gente que conocemos, que nos cae bien, con la que podemos interactuar esporádicamente, pero sin prioridad en nuestra vida, simplemente no nos interesa demasiado lo que esté pasando en su vida.

En las relaciones «cercanas» ocurre con frecuencia que uno muestra su interés más proactivamente que el otro: llamadas, mensajes, interacciones en redes sociales o visitas personales.  El otro corresponde de forma pasiva: atiende, pero sin iniciativa para buscarle.

Hay gente que está acostumbrada a esta dinámica, pero hay gente que se cansa de ser siempre el que busca, como yo.

 MI EXPERIENCIA:

En diversas ocasiones me dispuse a conocer más a profundidad a diferentes personas, compartiendo información personal, creencias e invitando a convivir de manera personal; he recibido respuestas del tipo: «Es complicado, la escuela/el trabajo no me deja mucho tiempo», «sí, hay que vernos, yo te mensajeo…». Por supuesto, Facebook ha develado las incoherencias entre sus palabras y sus actos; o en el caso de los que se comprometieron a mandarme mensaje y/o llamarme, hasta la fecha no lo han hecho.

Caí en cuenta de que no hay ningún interés de su parte en crear un vínculo conmigo, simplemente les agrado como persona, y ya; tal vez hasta les soy indiferente, qué sé yo.

Por supuesto que me molestaba, ¿a quién le gusta sentir ese rechazo discreto? 

Aun a sabiendas de que es tardado construir la confianza, y de que los humanos muchas veces no pensamos bien las cosas, volví a acercarme esperanzado de obtener una respuesta positiva; sin embargo, seguí obteniendo respuestas similares, con resabios de indiferencia. Naturalmente, mi paciencia se rompió.

Cuando la negación, la evitación o la pasividad de la gente es constante hacia la benevolencia de uno, la paciencia se abruma, se desborda y fertiliza la tierra en que ha de germinar la intolerancia; la paciencia deja de ser tal cuando no alcanza la razón para entender la estupidez de la gente.

 CONCLUSIÓN:

Un antiguo y sabio libro reza: el hombre que tiene amigos, ha de mostrase amigo. 

En donde hay interés, hay hechos que lo confirman; en donde no lo hay, también, no hace falta mentir.

 

 




Imprimir | Ir al inicio

Multimedia








  +


p Las más leidas y recientes
p Grillópolis
p Redada
p Tribuna
p Bienestar
p Life

p Finanzas
p Oráculo
p Columnas
p Horoscopos

p Publicidad
p Versiones Impresas
p Portalazos
p El portal en imagenes


  La opinión de los colaboradores no representa necesariamente la política editorial del periódico El Postal.

El Portal ® es una marca registrada. Prohibida su reproducción total o parcial sin previa autorización.




El Portal en tu e-mail
 


Contacto
Avenida La Victoria número 250-18, Col. La Loma, CP. 78216, San Luis Potos!, S.L.P.
Telefono 8 25 35 35
  Publicidad - Enviar email