Peña Nieto, de boda con su nueva pareja, Tania Ruiz

Peña Nieto, de boda con su nueva pareja, Tania Ruiz

No era una simple aventura, o al menos así lo han escenificado Enrique Peña Nieto y Tania Ruiz Eichelmann a tenor de las imágenes publicadas por la revista ¡Hola! México en las que se puede ver al expresidente mexicano junto a la modelo de 31 años en la boda de unos amigos del político. La pareja decidió presentarse juntos por primera vez en público durante el matrimonio de Mar Collado y Gonzalo Zabala que se celebró en la residencia del padre de la novia, el abogado Juan Collado, en la localidad de Acapulco y en el que Peña Nieto ejerció de testigo de la contrayente. La pareja se mostró totalmente relajada durante la ceremonia y la posterior fiesta.

La relación que une a Peña Nieto y Tania Ruiz se conoció a principios de febrero, cuando aparecieron unas imágenes de los dos paseando por el centro de Madrid, cuando todavía se desconocía que el matrimonio de Peña Nieto y la actriz de telenovelas Ángelica Rivera había hecho agua. La controvertida expareja presidencial continuaba casada de cara a la opinión pública y las fotografías de su marido junto a la modelo mexicana comenzó a dar pistas de que algo pasaba en el matrimonio. Al principio se especuló sobre que la nueva pareja vivía en Madrid y después que el político tenía intención de fijar su residencia en Andalucía, pero Peña Nieto regresó a México poco después y allí vive habitualmente junto a los tres hijos que tuvo en su primer matrimonio. La separación, de hecho, había tenido lugar en pasado mes de diciembre, pero fue la aparición de las fotografías la que conmocionó a los mexicanos e hizo que trascendiera la ruptura.

La portada de la revista.

Ante estas noticias Peña Nieto y Ángelica Rivera reconocieron que habían puesto fin a su unión en el mes de diciembre y la actriz anunció en sus redes sociales que se divorciaba del exmandatario mexicano después de ocho años de matrimonio. En México el anuncio de este divorció causó una verdadera conmoción porque durante el tiempo que duró siempre existieron dudas sobre si éste no había sido pactado para vestir la imagen del político y poner a su lado la figura de una mujer muy famosa en el país que ayudara facilitar su camino hacia la presidencia. .

Él se encontraba embarcado ya en los preparativos para presentarse a dirigir el país por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Ella vivía un momento de fama como protagonista de Destilando amor, la telenovela que tenía embaucado al público con un argumento clásico de amor, pasión, traición, ambición y poder.

El encaje no podía ser más perfecto. La ficción se trasladaba a la realidad y los espectadores y potenciales votantes caían rendidos ante el amor entre la actriz y el entonces gobernador. El cenit de la historia llegó el 1 de diciembre de 2012 cuando Peña Nieto accedió a la presidencia de México y Angélica Rivera se convirtió en primera dama. Una pareja que, durante el sexenio que duró Peña Nieto en el poder, cosechó todo tipo de calificativos: héroes para unos, villanos para otros y espectáculo mediático para la mayoría. Y un tiempo en el que la primera dama recibió numerosas críticas por su ostentación y estilo de vida mientras la población mexicana pasaba apuros económicos.

Síguenos en:

Twitter:@ElPortalMx

Facebook:El Portal San Luis Potosí ���

A %d blogueros les gusta esto: