Parlamento británico toma el mando en proceso del ‘brexit’

Debate. La Cámara de los Comunes podrá influir en propuestas alternativas al plan de Theresa May para lograr una salida acordada con la Unión Europea.

El Parlamento británico aprobó ayer una iniciativa que le permitirá influir en la dirección que tome el brexit, después de que la primera ministra, Theresa May, reconociera que aún carece del apoyo “suficiente” para su acuerdo de salida de la Unión Europea (UE).

Con 329 votos contra 302, la Cámara de los Comunes aprobó una enmienda presentada por el parlamentario conservador Oliver Letwin que otorga a los diputados el control de la agenda de debates de mañana.

Es una medida temporal, que representa un fracaso sin precedentes para el Ejecutivo de May.

“Es decepcionante ver que esta enmienda ha sido aprobada”, reaccionó el gobierno, considerando que “altera el equilibrio entre nuestras instituciones democráticas y establece un precedente peligroso e impredecible para el futuro”.

Esto permitirá a los parlamentarios organizar una serie de “votos indicativos” el miércoles, sobre propuestas alternativas al acuerdo de brexit que May negoció durante año y medio con Bruselas y el parlamento rechazó dos veces.

Tras el referendo de junio de 2016 donde 52% de británicos votó a favor del brexit, el país debía abandonar el bloque este viernes; sin embargo, después de que los diputados rechazaran el 15 de enero y el 12 de marzo el acuerdo defendido por May, Londres decidió pedir una prórroga a la UE.

El brexit se aplazará al 22 de mayo si el Parlamento aprueba el acuerdo esta semana, de lo contrario Reino Unido deberá presentar una solución alternativa antes del 12 de abril o se verá expuesto a una salida sin pacto con la UE.

 Tras mantener reuniones el fin de semana con los euro escépticos opuestos al texto, May reconoció que no tiene el respaldo necesario, pero no desiste en su intención de seguir negociando.

“Como están las cosas, todavía no hay suficiente apoyo en la cámara para volver a presentar el acuerdo para un tercer voto”, dijo May ante la Cámara de los Comunes. Miembros del gobierno confían en que postergar el brexit, que implicaría la participación británica en las próximas elecciones europeas de mayo, acabe convenciendo a muchos diputados de votar a favor del acuerdo.

Pero, estrechamente vinculado al tratado que negoció con Bruselas, el futuro político de May pende de un hilo. Decenas de miles de personas marcharon el sábado para reclamar un segundo referendo, y una petición lanzada en línea la semana pasada para pedir al gobierno que renuncie al brexit superaba ayer los 5.6 millones de firmas.

MILENIO

Síguenos en:

Twitter:@ElPortalMx

Facebook:El Portal San Luis Potosí

A %d blogueros les gusta esto: