Todo a punto para el nacimiento “privado” del hijo del príncipe Harry y Meghan Markle

Todo a punto para el nacimiento “privado” del hijo del príncipe Harry y Meghan Markle

Se acerca el momento de dar la bienvenida al mundo a un nuevo miembro de los Windsor. Como reveló Meghan Markle a una fan en un acto, espera el nacimiento de su primer hijo con el príncipe Harry para finales de este mes de abril, así que la duquesa de Sussex saldrá de cuentas en pocos días. El secretismo en torno al embarazo ha sido la tónica general y el último comunicado de los duques, en el que explican sus planes para recibir al bebé, apunta a que la mayoría de detalles seguirán siendo impenetrables hasta que este haya nacido, algo que dista mucho de lo que Kate Middleton tiene acostumbrado al país británico.

“Sus Altezas Reales han tomado la decisión personal de mantener los planes en torno a la llegada de su bebé en privado. El duque y la duquesa quieren compartir las emocionantes noticias con todo el mundo una vez que ellos hayan tenido la oportunidad de celebrarlo en privado como una nueva familia”, reza el comunicado. Por tanto, a diferencia de las ocasiones en las que su cuñada ha dado a luz, esta vez no está previsto un anuncio inmediato del nacimiento y tampoco se espera un posado familiar a la salida del hospital, si es que finalmente Meghan da a luz en uno. Habrá que esperar unas horas después del parto para conocer el sexo y el nombre del bebé y según apuntan algunos medios británicos el primer posado de la nueva familia de tres se realizaría dos días después en Windsor.

Comunicado de los duques de Sussex. (Kensington Palace)

Este deseo de privacidad no rompe ninguna regla ni es algo sin precedentes. Lo cierto es que este próximo miembro de los Windsor no estará en la línea directa en la sucesión al trono británico, será el séptimo después de su padre y de los Cambridge. El bebé ocupará una posición en la lista que no obligaría a sus padres a dar gran publicidad a su nacimiento, a diferencia de los hijos del príncipe Guillermo, que sí están en la línea natural de la sucesión. La prima de Harry e hija de la princesa Ana, Zara Tindall, también optó por no anunciar los planes para su alumbramiento en 2018, dio a luz en un hospital del sur de Inglaterra y envió un comunicado posterior informando del nacimiento y del resto de detalles.

En la nota de los Sussex no se ha confirmado el nombre de ningún hospital, algo que podría apuntar a que los duques están planeando un parto en casa, en su nueva residencia, Frogmore Cottage. Es imposible pensar que pasarían desapercibidos en cualquier hospital de Reino Unido y su nuevo hogar sería el lugar perfecto para mantener la deseada intimidad entorno al alumbramiento. Daily Mail reveló esta semana que un parto en casa dirigido por una comadrona es la “opción favorita” de Meghan, aunque también le dijo a sus amigos que no había descartado dar a luz en un hospital, algo inevitable si hay complicaciones durante un alumbramiento.


El último acto al que asistió la duquesa antes de tomarse la baja por maternidad fue la celebración del día de la Commonwealth en la Abadía de Westminster, junto a la reina Isabel II, el príncipe de Gales, la duquesa de Cornualles, los duques de Cambridge y su marido, el príncipe Harry. (Frank Augstein / AP)


Según se apunta en varios medios británicos, la pareja querría evitar una escena parecida a la de los tres nacimientos de los hijos de los duques de Cambridge, Guillermo y Kate, por la gran espectacularización mediática. Una fuente ha contado al citado medio que Harry y Meghan “solo quieren un par de horas para disfrutar de ser padres por primera vez antes de que sea comunicado al resto del mundo. Es perfectamente natural, ya que es un momento muy importante en la vida de cualquiera”.

Con este gesto la pareja pide privacidad una vez más, se dice que su decisión de mudarse a Frogmore Cottage refleja sus deseos de desarrollar su ambiente familiar lejos de la atención pública. Por el momento no se sabe que tratamiento y título tendrá el hijo de los duques. Si siguen al Príncipe Eduardo y a la Princesa Ana, podrían dejar al bebé sin tratamiento de His Royal Highness (Su Alteza Real) y sin título para generar menos atención pública durante su infancia.


Kate Middleton posó frente a los medios a penas siete horas después de dar a luz a su último hijo, el príncipe Louis. (Kirsty Wigglesworth / AP)

Agencias

Síguenos en:

Twitter:@ElPortalMx

Facebook: El Portal San Luis Potosí

A %d blogueros les gusta esto: