Niñas Le Baron fueron dadas de alta para asistir este jueves a los funerales que se realizarán en el rancho La Morita

Familiares estadounidenses de los LeBaron están llegando en avionetas para los funerales

TUCSON, EU.- Mientras en territorio mexicano las autoridades barajan hipótesis sobre el asesinato de nueve personas -tres mujeres y seis niños- en los límites entre Sonora y Chihuahua, la calma marca la pauta afuera del hospital Diamond Children’s Medical Center en Tucson, Arizona, donde ayer permanecían internados tres de los menores que sobrevivieron al ataque.

Dos niñas fueron dadas de alta para que puedan asistir hoy a los funerales que se realizarán en el rancho La Morita, municipio de Bavispe, Sonora.

Los menores hospitalizados están estables, pero con un profundo trauma emocional, cuentan las personas que han podido acercarse a sus familiares en la clínica.

Uno de ellos, Cody, fue sometido a una nueva cirugía, reveló Leah Langford Staddon, familiar de las víctimas.

“Lo que pasó nos deja sin palabras, es espantoso”, dijo una de las pocas personas que se atrevieron a hablar de la situación de sus sobrinos.

“Es muy fuerte lo que pasó, muy triste, muy difícil, es muy difícil para uno asimilarlo y más para los niños, ¿qué se les dice para calmarlos cuando vieron morir a su madre?”, dijo una familiar.

“¿En qué parte del mundo se toleraría alguna cosa así, este tipo de comportamiento? ¡En ninguna!, esto es increíble, es devastador”, expresó Willy J., un amigo de la familia que viajó desde Ohio para visitar ayer a los sobrevivientes en el centro médico infantil.

“No quisiera hablar de su estado de salud, eso no me corresponde, pero seamos conscientes de que su madre fue asesinada y su padre es quien está con estos niños”.

VANmx

El Portal Una Nueva Era

Síguenos en:

Twitter:@ElPortalMx

Facebook: El Portal San Luis Potosí

A %d blogueros les gusta esto: