Investigación comprueba que Coronavirus existía desde noviembre 2019, y China lo ocultó

A fines de diciembre, cuando China anunció por primera vez la existencia del brote de COVID-19, los funcionarios del país tenían muy claras algunas cuantas cosas…

La mayoría de los pacientes contagiados con coronavirus habían estado expuestos en un mercado de alimentos en Wuhan, la ciudad que aún es el epicentro del brote.

El primer caso ocurrió el 12 de diciembre, de acuerdo con las autoridades sanitarias. Para aquél entonces, no existió evidencia clara de transmisión de humano a humano, lo que significa que el virus aún no se había propagado de persona a persona para esa fecha. 

Por ello, las evidencias nos mostraron en ese momento que las personas podrían haberse enfermado directamente de los animales en el mercado. 

El inesperado brote del virus nunca hizo pensar a los expertos en salud se propagaría con tanta rapidez por el mundo, y mucho menos, que iba a ocasionar tantas muertes.

Pero el caso de contagios explotó

Los expertos en salud nunca pensaron que el coronavirus se convertiría en una pandemia, y es que las primeras indicaciones de un brote de bajo perfil fueron completamente erróneas. 

En enero, la revista científica The Lancet publicó un estudio para ayudarnos a entender por qué los expertos en salud fallaron en sus pronósticos sobre esta pandemia mundial.

Los autores, quienes son investigadores y médicos chinos que trabajan en Wuhan, pintaron un retrato muy diferente de los primeros días del brote. 

Ellos incluso, sugieren que el virus, y su propagación entre los humanos, despegó semanas antes de lo que informaron los funcionarios chinos.

Los resultados son sorprendentes

Los investigadores revisaron los historiales clínicos, los registros de enfermería, las  pruebas de laboratorio y las radiografías de tórax de los primeros 41 pacientes que contrajeron COVID-19.

Las investigaciones arrojaron información como que el primer caso confirmado de coronavirus ni siquiera estaba relacionado con el mercado de fauna exótica, como los demás contagiados al inicio en Wuhan.

¿China minimizó el brote desde el principio? Y si es así, ¿por qué?

La investigación también detalló 3 resultados sorprendentes y preocupantes:

  • Más de un tercio de los primeros casos no tenían conexión con el mercado

Cuando China alertó al mundo sobre el brote, el 31 de diciembre, ya se habían detectado numerosos casos sin conexión con el mercado de Wuhan.

  • El primer caso del brote  tampoco tuvo conexión con el mercado

El primer paciente conocido no tuvo exposición al mercado. Y esa persona se enfermó el 1 de diciembre, casi dos semanas antes de lo que las autoridades sanitarias de Wuhan habían sugerido sobre el primer caso. 

El estudio también informa: “No se encontró ningún vínculo epidemiológico entre el primer paciente y los casos posteriores“. 

Esto indica que la propagación del virus en Wuhan probablemente ocurría desde meses antes, por ejemplo, desde octubre.

Así, los investigadores creen que existieron dos posibilidades de contagio en Wuhan:

Si no se infectaron en el mercado: se infectaron de un animal que tenía el virus. En segundo lugar, se infectaron de otra persona, por lo que ya había propagación de persona a persona “.

  • Hubo evidencia directa de propagación de persona a persona desde el 2 de enero

La primera persona que murió por el virus, el 9 de enero (y tuvo exposición al mercado) se lo transmitió a su esposa. Esta fue una señal temprana de que la transmisión humana era al menos posible.

  • Más de la mitad de los primeros casos eran personas menores de 64 años, y la mitad de las personas en terapia intensiva tenían entre 25 y 49 años

En muchos de los primeros informes de China sobre casos graves o fatales, las autoridades destacaron que los pacientes habían sido ancianos o que tenían condiciones de salud subyacentes que comprometían su salud.

Pero si observa la distribución de edad de los pacientes en el artículo de Lancet, la mayoría de los pacientes ingresados ​​en el hospital, e incluso en la unidad de cuidados intensivos, tenía 64 años o menos. 

Aproximadamente la mitad de los admitidos en terapia intensiva tenían entre 25 y 49 años,y sólo un tercio de estos pacientes tenían enfermedades subyacentes.

Funcionarios de inteligencia de Estados Unidos advirtieron desde finales de noviembre que el nuevo coronavirus se estaba propagando en la región china de Wuhan y que representaba una amenaza para sus habitantes y la vida cotidiana, según reporte https://cnn.it/2USP4rJ

¿Qué está pasando aquí? 

The Lancet cree que las autoridades de Wuhan omitieron toda esta información, porque cuando informaron al público y al mundo por primera vez sobre el brote no tenían suficiente información al respecto. 

Otra explicación relacionada es que el estricto gobierno chino causó demoras en la obtención de la información sobre lo que realidad estaba sucediendo en el territorio.

Una tercera explicación es que China minimizó deliberadamente la emergencia de salud, como lo hizo durante el brote de SARS de 2003. 

En aquel entonces, China fue muy criticada por reaccionar lentamente, retener información sobre el brote durante demasiado tiempo y poner a la economía por delante. 

Con información de Vox

A %d blogueros les gusta esto: