Se Reforma la ley desarrollo económico

Se podrán donar alimentos a las instituciones autorizadas para recibir donativos deducibles conforme a la ley, garantizando su calidad, higiene y previo a su fecha de caducidad, gracias a una reforma a la Ley para el Desarrollo Económico Sustentable y la Competitividad para el Estado de San Luis Potosí.

La legisladora Laura Patricia Silva Celis informó que la iniciativa de reforma que impulsó, ya se aprobó por el pleno del Congreso del Estado, y establece que “cuando los sujetos de esta ley tengan excedentes consistentes en alimentos en buenas condiciones con motivo de sus actividades, podrán donarlos a los bancos de alimentos, garantizando la calidad e higiene y que aún sean aptos para su consumo”.

Deberán informar sobre las condiciones y mecanismos para su entrega o recolecta, pudiendo, de ser el caso, retirar las etiquetas o logotipos si lo consideran necesario, siendo por ende esta práctica sujeta de incentivos.

El donante puede suprimir la marca de los productos que done cuando así lo estime conveniente, conservando los datos que identifiquen la caducidad de los mismos, su descripción y valor nutricional.

En México, persiste esta problemática pues de acuerdo al CONEVAL, es preciso seguir abonando para abatir el hambre, ya que aun cuando se trabaja para ello, se siguen presentando índices muy altos en este sentido.

La diputada Laura Patricia Silva dijo que “nuestra entidad se encuentra con índices altos en torno a la inseguridad alimentaria, razón por la que es preciso accionar en favor de los ciudadanos potosinos para garantizarles el acceso a los alimentos, pero además que quienes no puedan acceder a ellos puedan llegar a hacerlo”.

Actualmente existe una crisis en materia alimentaria, no solamente a nivel nacional sino a nivel internacional, razón por la que instituciones de gran talante, tales como la Organización de Naciones Unidas a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible ha desarrollado toda una estrategia para combatir el hambre a nivel internacional mediante el Objetivo segundo que se denomina: Hambre Cero.

La legisladora expuso que los objetivos son “poner fin al hambre y asegurar el acceso de todas las personas, a una alimentación sana, nutritiva y suficiente durante todo el año, poner fin a todas las formas de malnutrición, duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala, entre otros”.

A %d blogueros les gusta esto: