Finanzas Personales

Por: Lucy Janet

“No son tiempos malos, sólo son tiempos para ser mejores”…….

Nuestro modelo educativo adolece de muchas asignaturas que en la vida son fundamentales, las cuales con mucha suerte en algunas ocasiones aprenderemos a golpes y en otras, para nuestro infortunio, apenas las entenderemos.   Con esto me refiero a que en raras ocasiones hemos tenido una asignatura que se llame “Planeación Personal” ó “Planeación de Vida”. 

  Si claro, aunque parezca extraño la vida se planea!  Al menos, los aspectos más relevantes.  La razón es muy simple, queremos llevar la embarcación al puerto que deseamos ó preferimos que los vientos la lleven a donde elijan. Sólo hay que entender que cualquiera de las respuestas es válida, pero no consigue los mismos resultados. 

Lo que no se vale es sorprenderse por desembarcar en Veracruz cuando en verdad queríamos llegar a Quintana Roo.  Esto es lo que nos pasa a menudo en la vida,  la vemos pasar sin llegar a dónde queremos y volteamos a ver a otros pensando que tuvieron más suerte que nosotros porque ellos sí alcanzaron el puerto que deseaban. 

Sin embargo, ésta es una mentira que nos repetimos sin cesar la cual a veces parece verdad. La gran diferencia es que unos “Planean su Vida” y otros no.  Es así de simple.  

Lo más importante en nuestras vidas en primer lugar es ‘Planear’, en segundo lugar ‘Planear’ y en tercer lugar ‘Planear’. 

Nosotros decidimos que es lo que tiene suficiente relevancia como para hacer un Plan coherente y asequible.  Uno de los planes de relevancia en nuestra vidas deberían ser nuestras finanzas personales.  Estas tienen un horizonte de largo plazo. 

Empiezan a partir de que somos económicamente independientes y finalizan, cuando estamos impedidos producir por nuestra condición física.  Estamos hablando de horizontes de más de 25 a 30 años por decir un promedio. 

La famosa frase “ya mañana, Dios dirá”….. es la frase más dañina e irresponsable que hemos utilizado culturalmente por mucho tiempo para dejar de tomar nuestra responsabilidad. 

Cierto la heredamos, pero debemos erradicarla lo más pronto posible y en su lugar insertar ésta otra “mañana, como todos los días, seguiré el plan a cabalidad y me apegaré a él”………….   Porque llenar el espacio de la frase que erradicaremos y no dejar un ‘hueco’?  Simple, los ‘huecos’ del intelecto, siempre se llenan.

Nunca hay vacíos, ni espacios!  

Por lo tanto, es muy importante llenarlos de algo premeditado, controlado, dirigido, significativo y de calidad, que nos va a traer resultados fructíferos en el futuro, ya que dejarlo al azar es permitir que se llene con lo que sea sin importar la calidad de las ideas, los planes ó los pensamientos. Si eres joven, erradica esa frase de inmediato y has conciencia de nunca volver a utilizarla. 

Si eres adulto, jefe de familia, no permitas el uso de la frase y menos a tus hijos que van creciendo con necesidad de pensamientos cualitativos que fundamenten su vida y sean cimiento para su futuro.  

Sí nunca has planeado, o lo has hecho en forma intermitente es hora de hacerlo formalmente.  No se necesita ninguna preparación especial ó alguna habilidad específica.  En realidad, planear es un arte que consta de valores personales muy específicos para ser exitosos.  Es decir, está en ti y la disciplina para llevarlo a cabo por largos períodos de tiempo.

Por lo pronto lo único que necesitas es un lugar donde escribir y plasmar tus planes.  Lo puedes hacer como antes, en una hoja de papel o como ahora, en tu dispositivo móvil. 

Lo importante es que una vez hecho, lo imprimas (en hoja doble carta) y lo pegues en un lugar visible diariamente que sólo lo sea para ti –es tu plan y de nadie más. Sí, no es de menor importancia que esté impreso así debe ser para que los temas mediante la visibilidad penetren en tu subconsciente y sean parte integral de tu ser.  También durante el día lo puedes ver en tu dispositivo móvil, es recomendable.

Porque ahora se vuelve más crítico planear?  Planear, siempre ha sido relevante e indispensable y una tarea obligada.  Ahora, cobra significancia puesto que se vienen tiempos muy complicados como nunca antes los habíamos vivido. 

El inicio de la crisis que empieza en el año 2019 –sin crecimiento–  y su ralentización por ausencia de inversiones y efectos pandémicos, sumirá a la economía mexicana en uno de los ciclos mayor decrecimiento económico.  Si bien el T-MEC ayudará, no es la panacea que se espera y mucho menos nos sacará de todos nuestros males. 

Existe una oportunidad de oro si Estados Unidos recrudece su guerra con China; sin embargo, depende de cómo jugamos las cartas para tomar ésta oportunidad que se presenta.  Pero aún así, el escenario se ve muy complicado. 

Es importante señalar que la recuperación que se vislumbra como en forma de “V” será muy complicada de alcanzar y más bien nos encontraremos una recuperación en una forma de “U” ó tal vez de “W”, si el efecto pandémico tiene un rebote –como hasta ahora en varios países. 

Si eres empleado, nunca dejes de planear algo adicional para el caso de que tu empleador te liquide ó liquide el negocio; recuerda, nada es para siempre.  Si eres emprendedor, con un  negocio en marcha habrá consejos que te sirvan y si apenas estas iniciando un negocio hay consideraciones que deberás tener en cuenta. 

En esta columna que inicia, daremos las bases para unas finanzas personales sanas y hablaremos de algunas formas de emprender y evaluar nuestros emprendimientos.  Acompáñanos, estaremos aquí contigo cada quince días.

Lucy Janet

CFO Corporativa  

A %d blogueros les gusta esto: