El Blanco y Negro del Feminismo

Por: Daniel Rangel

El feminismo es un tema muy presente no solo en México, sino a nivel mundial; ya hemos visto cómo el performance de «El violador eres tú» rebasó fronteras, dándonos una idea de la magnitud de este movimiento.

Por medio de la historia sabemos que se han logrado cambios muy significativos y favorecedores para las mujeres, y no solo para ellas, sino para el mundo en general, pues el cambio en la perspectiva sobre sus capacidades y el permitir su participación más activa en diferentes áreas ha influido en lograr la evolución de la humanidad, pero…

…¿POR QUÉ EL MOVIMIENTO FEMINISTA PARECE EXAGERADO?

Desde tiempos inmemorables, las mujeres y los hombres se adjudicaron roles particulares de acuerdo a su género, estas creencias han ocasionado que se perciba a los hombres y a las mujeres de cierta forma: delicadas, fuertes; cuidadosas, toscos; sentimentales, racionales; tiernas, rudos; etc., además se ha asumido de que hay actividades que un género puede hacer mejor que el otro.

Esto no es un problema precisamente, así es como nos relacionamos con los demás; de forma consciente o inconsciente cada persona ha aprendido a pensar y comportarse tomando como referencia su género. Por eso relacionaríamos más el cuidado de un bebé a una mujer que a un hombre, porque le adjudicamos mayor sensibilidad para atenderlo.

El problema es mantener rigidez en creencias irracionales donde se clasifica a cada género con cualidades específicas. Por ejemplo, aferrarse a pensar que una mujer no merece el mismo poder ni la misma retribución económica que un hombre porque sus niveles de testosterona son inferiores a los de este.

Los conceptos «hombre» y «mujer» han ido evolucionando a través de la historia, mas no todos conocen ni han aceptado esos cambios.

Naturalmente, el incremento de abusos e injusticias llegó a tal grado que llevó a las afectadas a expresarse de formas heterodoxas. Así, las personas no afectadas y/o las que aún tienen concepciones anticuadas del hombre y la mujer, lo ven exagerado, incorrecto, inmoral.

A pesar de la buena voluntad de este movimiento, hay un cuestionamiento que da pauta para deshebrar algunos puntos:

¿QUÉ PASA POR ALTO LA GENTE QUE LO APOYA?

Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni como vestía:

Es cierto, en muchos casos se trató de un triste infortunio concretado por un canalla lleno de maldad en su alma; sin deberla ni temerla, la desgracia se ha revelado de una forma horrenda en la vida de varias mujeres.

No obstante, hay casos de negligencia donde se subestiman los riesgos, los minimizan, son responsables de la imprudencia de sus decisiones. Hay contextos y situaciones potencialmente peligrosos, pues son propicios para que la malignidad se manifieste, y aun ante ello, se arriesgan.

Hay muchas mujeres que salen en la noche de juerga, y regresan cuando la noche está avanzada, eso sí, en Uber porque «es más seguro». Suponen seguridad por la «formalidad» de la empresa, lo cual es un craso error si no se han considerado las implicaciones de salir en esas condiciones, ni los hechos desventurados que ya han ocurrido en condiciones similares. ¡Se trata de garantizar la propia seguridad, no de suponerla!

Sí, Daniel, pero ¿a poco vamos a vivir todo el tiempo con temor y sin salir? Atiende lo que es más importante para ti, tú respóndete.

Mi cuerpo, mi decisión:

No, no hablaré sobre el aborto. Las redes sociales son el medio perfecto para mostrar prácticamente lo que nosotros decidamos, siempre y cuando las políticas lo permitan. Las fotos con tintes sensuales son una bomba que emanan seducción y pueden provocar al deseo sexual.

En redes sociales, a causa de fotos así, hay cuestionamientos del tipo: ¿Por qué los hombres son tan puercos? / ¿No puede una mostrar su cuerpo sin ser sexualizado? / Yo nada más subo fotos para motivar a otras mujeres a tener el cuerpo atlético.

Vivimos en un mundo deteriorado a causa de la vileza de los corazones, sería ingenuo pensar que al subir una foto así todos la verán con ojos de santo.

Caminar por la noche sin miedo:

A veces se idealizan los logros que puede tener el movimiento… No se trata de ser mujer, andar en contextos inseguros deja vulnerable a cualquier persona. Es un asunto para salvaguardar la integridad tomando precauciones prudentes, no para exigir protección a un género en particular.

El gobierno podrá poner más iluminación en las calles, cámaras, policías en ciertas zonas, y aun eso no alcanzará para cubrir todos los huecos. Sentir la sensación de seguridad no la mitigará precisamente.

Movimientos para concientizar:

Hay temas que tendrán cambios positivos por la sensatez que justifica la exigencia de las demandas: igualdad en los salarios, apertura en la legalización del aborto, desvinculación de acosadores de una institución…

Sin embargo, otros temas difícilmente cambiarán, como las violaciones y feminicidios. Por más leyes que pongan, por más denuncias efectivas, por más marchas, por más publicaciones en redes sociales, por más instituciones y gente de la farándula que apoyen, no augura un futuro alentador.

Si se pretende concientizar a los agresores, eso no pasará del todo: los sociópatas y psicópatas no tienen la capacidad para empatizar, ni culpa, ni el menor reparo en quebrantar las reglas y la vida de alguien más; por lo tanto, seguirán sucediendo estas atrocidades. Incluso hay gente que no entra en estas categorías, pero su inestabilidad psicoafectiva los puede llevar a actuar por impulso y cometer una crueldad.

ENTONCES, ¿SIRVEN O NO ESTAS LUCHAS?

Cada mujer levanta la voz por diferentes motivos; sin embargo, hay motivos cuya trascendencia es efímera (si no es que nula) porque al final será irresoluble. Ni el gobierno, ni los agresores, ni los líderes religiosos, ni nadie podrá erradicar o siquiera disminuir la violencia; siempre habrá gente con problemas que obrará mal. No obstante, la fuerza del movimiento logrará cambios favorables en algunos temas, como ya he mencionado.

Podemos tener certeza de que las futuras generaciones crecerán con otra concepción sobre el género y quizá sea diferente la situación, pero hasta entonces lo sabremos.

Por sobre todo lo que hagamos, habrá consecuencias… Que sean favorables a causa de la prudencia para proceder. Tu bienestar por delante.

Ci vediamo!

EL PORTAL UNA NUEVA ERA

Síguenos en:

Twitter:@ElPortalMx

Facebook:El Portal San Luis Potosí

A %d blogueros les gusta esto: