Qué, Porque y Para Que

Por Lucy Janet  

“El éxito en la vida no se mide por lo que logras, sino por los obstáculos que superas”…….

Hay un dos requisitos y varios atributos para la planeación. Si aún sigues leyendo muestras interés, pero sólo el tiempo y tus acciones probarán que tienes los requisitos y atributos indispensables para planear y lograr lo que te propones.  Cómo todo en la vida muchos empiezan pero sólo unos cuantos terminan! Lo fundamental es que mentalmente te hayas “hecho a la idea”; si NO estas listo, ni siquiera te esfuerces en seguir adelante –déjalo para otro momento.  

La parte más difícil es saber desde lo más profundo de ti que a lo largo del tiempo cumplirás sin excusas.  El enemigo más difícil de vencer somos nosotros mismos.

Los requisitos en la planeación son la determinación y la perseverancia –en ese orden.   La determinación es la forma física en que representamos que nuestra mente está lista y que, nuestras acciones serán las suficientes para lograr el plan.   Es la comunión entre mente y cuerpo, entre ideas y acciones, entre el etéreo pensar y el tangible hacer.   La perseverancia nos ayuda a sostener las acciones por períodos largos de tiempo que a menudo nos hacen desistir porque es difícil vislumbrar la meta.  Escucha a tú interior y sí alguno de estos requisitos no está presente ó no tiene la fuerza interior necesaria sin duda no es nuestro momento –pospongamos el inicio, porque no se vale fallar.

Los atributos indispensables del buen planeador, son la: visión, disciplina, flexibilidad, el coraje y realismo. Debes poseerlos en alto grado; de no ser así, primero tendrías que trabajar en adquirirlos. Si los tienes, seguimos.

En la planeación debemos tener claro ‘Que’, ‘Porque’ y ‘Para Que’ hacemos lo que hacemos, siendo el más trascendente éste último. Aquí es donde debemos profundizar y entender el sentido de hacer ó dejar de hacer algo. ‘Para Que’ da vida y sentido a lo que hacemos –es nuestro legado.

Tomemos una hoja de papel carta y a lo largo dividámosla en tres partes.  En la primer columna escribiremos lo ‘Que’ queremos hacer,  que consta de una frase muy concreta; sin importar, si hoy tenemos las habilidades necesarias. Escribiremos máximo 5 metas a alcanzar. 

Ejemplos: Aumentar mis ingresos, bajar mis gastos o incrementar mis habilidades, etc.  En la segunda columna, el ‘Porque’, lo queremos hacer,  es la explicación, la razón ó la justificación del fin que nos mueve a un estado deseado.   Ejemplos:  Enganche de mi casa, capacidad de pagar la hipoteca, encontrar un trabajo mejor remunerado, etc.  Por último, el más importante (3er columna) ‘Para que‘ lo quieres hacer es el motivo, sentido ó propósito. 

Tiene un fin mayor y por ello será el motor durante todo el trayecto, para lograrlo la fuerza interior debe estar dotada de una magnitud cuántica.  Su origen son los anhelos más profundos, lo que nos apasiona, lo que en realidad nos mueve, lo que decimos que hemos venido a hacer en el mundo –lo que nos define.  Afirmo, que la ausencia de ésta fuerza es la razón más común por la que los planes se abandonan –se dice que hay falta de corazón ó hay ausencia de “Ángel”.  Sí esa fuerza interior no te: hace vibrar de sólo pensar, cambiar tu voz al hablar ó hacer que te salgan ‘ chispas‘ de tus ojos cuando se trata el tema, más te convendría no ponerte esa meta.

Lista 5 metas (‘Que’) y déjalas descansar, pensando en ellas todo el tiempo –disciplina tus pensamientos. Regresa y revisa, siente si son las metas correctas o necesitas hacer modificaciones. Escribe en la 2nda y 3er columna el: ‘Porque’ y ‘Para Que’ recuerda éste último es donde más tiempo debes pasar encontrando el verdadero sentido de tus metas –escúchate. Modifica tus metas en forma iterativa hasta que te sientas confortable.   Sé disciplinado nos vemos con éste ejercicio hecho para la siguiente entrega!   

A %d blogueros les gusta esto: