¿El crédito te conviene?

Por: Wolfgang Erhardt,

El crédito siempre es bueno cuando lo puedes pegar. Será la llave para alcanzar tus metas así que cuídalo para que todos los otorgantes de crédito te quieran como su cliente.

El crédito es mejor si lo que adquieres con él te da una plusvalía o te genera ganancias que superen la tasa de interés que es el costo del financiamiento.

Esto puede ser el caso con el crédito hipotecario. Será el crédito más importante que tendremos como personas físicas por su monto y plazo. Son montos grandes por plazos largos. La buena noticia es que las tasas de interés fijas y en pesos son las más económicas que han existido en la historia. Además puedes juntar tu crédito hipotecario del banco con el del Infonavit o Fovissste para alcanzar un mejor hogar o hasta puedes pensar en juntar tu crédito con el de alguien más para hacerlo aún mayor. Y que buenos seguros viene incluidos…seguro de vida, seguro de desempleo, seguro de daños…hay que consultar los detalles en las cláusulas del contrato.

Crédito automotriz, buenísimo. Hay tasas de interés bajas, buenos precios en automóviles, buenas garantías, muchos traen servicios incluidos y, si elijes un auto eléctrico o híbrido, podrías no tener que pensar en pagar tenencia o en verificar por varios años. Faltarían unos incentivos fiscales y seguramente muchas más personas estarían conduciendo autos más ecológicos y ahorrando dinero.

Tarjeta de crédito, si por favor. Si puedes comprar a meses sin intereses y pagas adecuadamente, la tasa de interés sobre el financiamiento es de cero. También lo es cuando pagas por lo menos el mínimo para no generar intereses o cuando eres un totalero, el que paga, cuando debe, el total de sus consumos. Financiarse con la tarjeta de crédito de otra manera o sacar dinero del cajero automático no sería lo mejor pues, dependiendo de la tarjeta, hay tasa de interés o comisión a pagar. También, dependiendo del tipo de tarjeta contarás con beneficios y atributos adicionales pero estos pueden implicar el pago de una anualidad. Algo muy bueno es que la mayoría de las tarjetas de crédito te dan puntos o millas, un extra que el efectivo no te da. Además es mucho más segura y mucho más higiénica que el efectivo.

El préstamo personal y de nómina podrían ser los préstamos más económicos para financiarse pero antes de pedir cualquier crédito es indispensable que hagas tu presupuesto para tener certidumbre de que podrás hacerle frente a la mensualidad sin desequilibrar tus compromisos ya adquiridos. Sumar una deuda a otras donde ya tienes dificultades de pago no va a resolver nada, empeorará las cosas. Lo mejor en estos casos es concentrarte en

pagar por lo menos el mínimo en cada uno de tus créditos para mantener un buen Reporte de Crédito en Buró de Crédito. De ser posible haz pagos adicionales empezando por el crédito que tenga la tasa de interés más alta. Si la situación económica es muy complicada acércate a la empresa que te prestó y busca ayuda de inmediato.

Al pedir un crédito hay que saber que hay varias cosas que pueden mover el costo del crédito. Mientras más grande sea el préstamo que pides, mayor es el riesgo y la tasa de interés sube. A mayor plazo, más días de probabilidad de incumplimiento hay y la tasa de interés sube. Un buen Reporte de Crédito con pagos puntuales te ayuda a que te presenten rápidamente montos grandes a plazos grades y a tasa de interés más baja porque generas confianza con tus buenas decisiones. He ahí la importancia cuidarlo.

A %d blogueros les gusta esto: