“La vida te pondrá obstáculos pero los límites los pones tú……….”

Por :Lucy Janet Loftus

Ya tenemos nuestro Que, Porque y Para que y sabemos intuitivamente que lo que hemos seleccionado tiene un propósito de vida que se alinea con nuestro destino y nos da sentido, dirección y significado.

 Lo más importante es la alineación, es ésta comunión entre el ‘hacer’ y el ‘querer ser’, la que muy a menudo es divergente o disfuncional  –poderosa razón para que los planes no se materialicen ó carezcan de sentido y se abandonen.

Continuamente hay que preguntarnos: “….lo que estoy haciendo contribuye en forma significativa a mis planes de vida…….”.  De no ser así no habrá valor agregado y acabaremos haciendo muchas cosas, pero en realidad nada. 

De igual forma, algo muy elemental y sencillo pero muy, muy, complicado de lograr es el tener la disciplina de la convergencia (círculo virtuoso) entre el Cómo y el Que, Porque y Para que. A esta convergencia la denomino el Magnánimo Arte de la Sincronía –muy escaso por doquier, aún en las grandes Corporaciones. 

Todos los días debemos ocupar nuestros ‘vagos pensamientos’ para analizar si hay comunión entre uno y otros. El constante análisis nos permite un mejor y mayor entendimiento de la convergencia ó la falta de ella.

El Cómo es la ejecución, al desarrollarlo hacemos una lista sucinta de las actividades ó tareas que harán posible el llegar a la meta deseada. 

En una hoja de papel ú hoja de Excel deja 6 columnas, la tercer columna a su vez la sub-dividirás en tres –para un total de 8 columnas. El título de cada una:  Primera; Numeración.  Segunda; Actividades ó Tareas.  Tercera; Recursos (tres subdivisiones).  Cuarta; Tiempo. Quinta; Pre-requisitos.  Y Sexta; Plazo.   A su vez la tercer columna ‘Recursos’ se subdivide en:  1a: Humanos.  2nda: Materiales y Equipos.  Y 3era: Total Monetarios

Primeramente, seleccionarás el objetivo (Qué) más sencillo de tu lista de 5 objetivos, aquel que implique menos tareas y lo completes sin mucho esfuerzo  –comparativamente con los demás. 

En seguida, deberás hacer una lista de todas las actividades ó tareas que debes realizar (en tu entender) para llegar al objetivo seleccionado.  No esperes que esta lista sea perfecta ó completa, eso depende de tú conocimiento del objetivo; aún si lo conoces lo suficiente, siempre habrá actividades/tareas que se olvidan ó que son nuevas.

En ‘Recursos’ enumeraras todos aquellos relacionados con personal, materiales y equipos y el total de dinero que se requiere para toda esa actividad en específico. 

En cada columna de recursos: humanos y material/equipo, coloca en el recuadro derecho en números pequeños el tiempo necesario para allegarte de los recursos (en días) en el numerador y de dinero, para ese recurso, en el denominador. Total monetario será la sumatoria de dinero de ‘Recursos’ humanos, materiales y equipo y cualquier otro dinero necesario para completar toda esa actividad en particular.   

Calcula en forma conservadora la cantidad de tiempo (# días / fecha final con día, mes y año) que necesitarás para completar toda la actividad ó tarea –sin olvidar el tiempo de los recursos. Hay que ser en extremo conservadores con la estimación del tiempo cuidando de no ser ni muy optimistas ni muy laxos; de tal forma que, tengamos retos y sin perder la credibilidad.

’Pre-requisitos’ nos indica lo que necesitamos tener antes de empezar la ’Actividad’, puede ser otra actividad ó cosas necesarias para que la actividad se realice adecuadamente –pueden ó no estar listados en las Tareas/Actividades.  

Indica el ‘Plazo’ de cada ‘Actividad’, pudiendo ser éstos de: Corto, Mediano y Largo Plazo.  Tú mismo debes definir el tiempo que cada plazo tendrá, puedes considerar que Corto Plazo son de 0 a 365 días, Mediano Plazo de 366 a 730 días y Largo Plazo > 731 días. Una vez que definas los Plazos, esa unidad de medida estándar (UME) se aplicará a todos tus objetivos.

Finalmente, llegamos al orden y jerarquización de las actividades en una forma secuencial. 

El primer filtro será de acuerdo a los ‘Pre-requisitos’; es decir, si una actividad es pre-requisito de otra, ésta tendrá que ser listada antes de la siguiente y así, sucesivamente. El segundo filtro será el ‘Plazo’, lo que significa que primero estarán las actividades de largo, luego de mediano y finalmente, de corto plazo.  Nunca alteraremos la secuencia de ‘Pre-requisito’, a favor de los ‘Plazos’, porque éstos son el mandante prioritario para ordenar.  En relación a los ‘Plazos’, siempre es aconsejable empezar a realizar las actividades/tareas de Largo Plazo, seguidas de los de Mediano.   

Así se verá el ejercicio:

# Actividades / Tareas Recursos Tiempo (días) Pre-Req Plazo
  LICENCIA DE CONSTRUCCIÓN Humanos Mat/Equ Total$      
1 Escrituración 1         90/200 n/a   200 90/20.11.20 CV Corto
2 Mecánica Suelos 1 15/50 Sondeo 5/100 150 15/05.09.20 1 Corto
3 Zonificación 1 30/1k n/a   1k 0/30.11.20    
4 Proyecto Arquitect 3 45/250 n/a   250k 45/3.10.20    
5 Planos Arq, Hidro, Sani                
6 Selección Arquitecto                
7 Selección DRO y Corresp                
8 Licencia Demolición                
9 Planos Estructurales                

Una vez terminado el Cómo del primer objetivo, de ser posible, platícalo con alguien cercano y conocedor de la mayor parte de las actividades/tareas que estamos por realizar y pregunta su experiencia, su consejo y opinión. Incluye las observaciones del experto, si son pertinentes.  De no tener nadie con quien dialogar revisa, con ojos críticos, el ejercicio.  Sobre todo la parte monetaria y los tiempos. 

Terminado el 1er objetivo desarrollaremos el segundo; sin embargo, ahora no escogerás el más sencillo sino el objetivo más importante para ti.  Adelante, desarrolla todas las actividades del segundo objetivo.  Conforme vas desarrollando los Como, a menudo te darás cuenta que el tiempo no te va a alcanzar ó que los recursos son insuficientes.  Si el tiempo no te alcanza, deja los objetivos más relevantes para realizar éste período y los demás para después. 

Sí es el dinero es insuficiente, necesitas poner un objetivo ó actividad/tarea con el cuál tengas la capacidad de hacerte de esos recursos.  Quizás puedas sentir que los objetivos son demasiados para ser la primera vez que realizas éste ejercicio,  lo recomendable es quitar uno ó dos objetivos –por el momento. Lo relevante (cómo lo dije en mi segunda intervención) es la perseverancia y que tengamos éxito con los objetivos que nos tracemos. Aquí ganar es muy, muy, importante.

Una vez que has desarrollado los objetivos, es tiempo de dejarlos descansar unos días (no más de 3 días), para volver a repasarlos en cuánto a: Alineación, convergencia, tiempos, dineros y cantidad de objetivos.  Si sientes que son los adecuados, estamos listos para empezar las actividades ó tareas.

Desarrollemos nuestros objetivos y, para la siguiente entrega, tengamos listos los objetivos que deseamos cumplir durante éste año.  No importa la cantidad, lo relevante es hacer el ejercicio para empezar a crear el hábito de planear en nuestras vidas.

A %d blogueros les gusta esto: