El Portal Una Nueva Era

Descubren dos minerales desconocidos para la ciencia

El equipo de geólogos chinos los ha encontrado en el yacimiento de Bayan Obo, ubicado en la región norte de Mongolia Interior.

Baotou, en Mongolia Interior, es una zona tremendamente rica en reservas minerales. Posee el 83,7 por ciento de las reservas de tierras raras de China, y aproximadamente el 40% de las reservas a nivel mundial, por lo que no es de extrañar que, desde 1959, se hayan encontrado un total de 18 nuevos minerales en la mina de tierras raras de Bayan Obo que es la mina de este tipo más grande del planeta.

Desde su descubrimiento, esta mina se ha convertido en una de las mayores fuentes de elementos de tierras raras del planeta, desempeñando un papel crucial en el panorama tecnológico moderno.

Una maravilla geológica

Ahora, un equipo de geólogos chinos ha realizado un descubrimiento increíble en este tesoro mineralógico: han encontrado dos minerales hasta ahora desconocidos para la ciencia, que han sido bautizados como oboniobita y escandio-fluoro-eckermannita. Con este par de minerales, los hallazgos de nuevos minerales en esta región ya ascienden a 20 (la oboniobita sería el número 19 y y la Escandio-fluoro-eckermannita el número 20).

Los minerales fueron descubiertos a través de una asociación entre el Instituto de Geología y Geofísica de la Academia China de Ciencias (CAS), Inner Mongolia Baotou Steel Union Co., Ltd., el Instituto de Investigación de Tierras Raras de Baotou y la Universidad Central Sur, según confirmó la oficina de difusión de la Academia China de Ciencias.

Por su parte, la Asociación Mineralógica Internacional ya ha confirmado el estatus de nuevos minerales oficiales para sendos minerales y ha aprobado igualmente su denominación, según el comunicado de prensa distribuido por la Academia China de Ciencias.

¿Cómo son estos nuevos minerales?

Fan Hongrui, investigador del Instituto de Geología y Geofísica de la CAS, habla de la apriencia de estos dos minerales desconocidos antes para la ciencia y resulta que la oboniobita exhibe un tono amarillo-marrón a marrón y tiene una estructura en forma de placa que varía en tamaño de 20 a 100 micrómetros. Por su parte, la escandio-fluoro-eckermannita tiene un aspecto de color amarillo pálido o azul claro y forma de columna, que mide hasta 350 micrómetros.

Como añadido, la escandio-fluoro-eckermannita ha sido bautizada de esta manera para honrar al académico de la Academia de Ciencias China Zhai Mingguo por sus importantes contribuciones a la investigación de depósitos minerales en este país oriental.

Los minerales podrían impulsar la tecnología de defensa
Los minerales podrían impulsar la tecnología de defensaMidjourney/Sarah Romero

¿Qué tiene de especial esta región? El depósito de Bayan Obo está situado aproximadamente a 150 kilómetros al noroeste de Baotou en Mongolia Interior y es parte de un complejo de carbonatita del Proterozoico, formado hace más de mil millones de años. Lo que lo hace tan especial es que las condiciones geológicas únicas que posee han creado un entorno propicio para la formación de minerales raros y exóticos. Tanto es así que cuenta con depósitos de tierras raras como lantano, cerio y neodimio, así como niobio, torio e hierro.

Nuevos minerales encontrados en la mina de tierras raras más grande del mundo
Nuevos minerales encontrados en la mina de tierras raras más grande del mundoMidjourney/Sarah Romero

Usos

El descubrimiento de minerales de este tipo tiene implicaciones importantes para el desarrollo de nuevas tecnologías, ya que los minerales ricos en tierras raras son componentes esenciales en electrónica avanzada, tecnologías de energía renovable y dispositivos médicos, por ejemplo. Los minerales de tierras raras son esenciales en la fabricación de dispositivos electrónicos, incluidos teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores portátiles. Por ejemplo, el cerio y el neodimio se utilizan en la producción de imanes permanentes de alta resistencia, que son cruciales para la miniaturización de componentes electrónicos; el neodimio y el disprosio se utilizan también en la producción de imanes para turbinas eólicas, mientras que el lantano es un componente clave en las baterías de vehículos híbridos.

Otro ejemplo es un mineral como la baotouita (un óxido de calcio y niobio) o incluso la orlovita (un silicato complejo) que contienen elementos como el niobio y el titanio, que se utilizan para crear aleaciones ligeras y de alta resistencia. ¿Para qué se emplean estas aleaciones? Sobre todo en el campo aeroespacial, automotriz e industrial, donde las relaciones resistencia-peso son vitales.

Y más allá de sus aplicaciones prácticas, los minerales recién descubiertos en Bayan Obo tienen importantes implicaciones para la investigación científica y la educación, aportándonos datos relevantes sobre la diversidad mineral terrestre, así como para la cartografía geológica o como recurso para estudiantes e investigadores. 

Con información Muy Interesante

Síguenos en nuestras redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio