El Portal Una Nueva Era

Suman 600 egipcios muertos por calor extremo durante la peregrinación a La Meca

Cientos de visitantes han muerto durante la peregrinación musulmana anual a La Meca en medio de un calor abrasador, con temperaturas que se acercan a los 52°C.

Al menos 600 egipcios murieron durante la peregrinación del hach en La Meca, debido a un calor abrasador que alcanzó los 51.8 °C el lunes, indicó un diplomático árabe.

Cientos de visitantes han muerto durante la peregrinación musulmana anual a La Meca en medio de un calor abrasador, según informes de prensa y ministerios de Asuntos Exteriores. Estampidas, incendios de tiendas de campaña y otros accidentes han causado cientos de muertes durante el hach a Arabia Saudita en los últimos 30 años, pero esta vez, el aumento de las temperaturas globales puede superar las estrategias para lidiar con el calor.

Miles de fieles acuden a la peregrinación del Hach. (AFP)

Por su parte, un diplomático de un país asiático en Arabia Saudita indicó que 68 ciudadanos indios se encontraban entre los cientos de fieles fallecidos durante el hach.

El Hach es una peregrinación anual que millones de musulmanes realizan a La Meca para realizar los ritos religiosos enseñados por el profeta Mahoma a sus seguidores hace 14 siglos, y es una obligación que solo se cumple una vez en la vida para los musulmanes sanos que pueden permitírselo. La peregrinación comenzó el viernes y terminará este miércoles.

Un funcionario de salud saudí, hablando con Reuters el lunes, antes de que se emitieran muchos de los informes de muertes, dijo que las autoridades no habían notado ninguna muerte inusual entre los peregrinos musulmanes en medio de las temperaturas extremadamente altas.

Hasta ahora, el ministerio ha tratado a más de 2 mil 700 peregrinos que padecían enfermedades relacionadas con el calor, añadió. Se esperaba que más de 1.8 millones de peregrinos participaran este año, según la Autoridad General de Estadísticas de Arabia Saudita.

Miles de fieles acuden a la peregrinación del Hach. (AFP)

“El Hach es una tarea difícil, por lo que hay que esforzarse y realizar los rituales incluso en condiciones de calor y hacinamiento”, dijo un peregrino egipcio a Reuters el domingo.

Los peregrinos utilizaron paraguas para protegerse del sol, mientras las autoridades sauditas advertían a los peregrinos que se mantuvieran hidratados y evitaran estar al aire libre durante las horas más calurosas entre las 11:00 de la mañana y las 15:00 horas. 

Con información de AFP y Reuters

Síguenos en nuestras redes sociales:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio